OIM presenta estudio sobre la salud de las personas migrantes en Nicaragua


Date Publish: 
08/13/2015
Tags: 
migración salud

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) presentó este el estudio “Perfil de la salud de las personas migrantes en Nicaragua”, con el propósito de generar conocimientos sobre la salud de las personas migrantes y sus familiares, para promover un abordaje integral e inclusivo del tema y ofrecer recomendaciones para la respuesta a las necesidades que presentan estas poblaciones.

A través de un conversatorio al cual asistieron alrededor de 40 personas y participó la Ministra de la Salud, Sonia Castro, la Directora General de Migración y Extranjería, Comandante de Brigada María Antonieta Novoa, el Especialista en Salud y Migración para las Américas de OIM, Carlos Van der Laat y la Coordinadora de la Red de Trabajadoras Sexuales de Nicaragua, María Elena Dávila, se presentaron los resultados del estudio, además de un panel sobre buenas prácticas para la promoción y atención a la salud de las poblaciones migrantes.

La Oficial a Cargo de OIM Nicaragua, Paola Zepeda explicó que para la elaboración del “Perfil de la Salud de las Personas Migrantes en Nicaragua”, se seleccionaron los departamentos fronterizos de Chinandega, Rivas, Río San Juan, Nueva Segovia y Managua –siendo estos los principales municipios emisores de población- a fin de aplicar encuestas y grupos focales con migrantes y familiares de personas migrantes.

 

Por su parte la Ministra de la Salud, Sonia Castro, expresó que este tipo de espacios son ideales para el fortalecimiento del trabajo interinstitucional, “con el fin de dar acompañamiento y protección a las personas migrantes, sean nacionales o extranjeras, en caso que tengan algún problema de salud, partiendo que en país los servicios de salud pública son gratuitos y se atiende a las personas sin preguntar su condición migratoria”.

Entre algunos de los resultados demostrados en el estudio, se identifican como detonantes del riesgo, el género y la edad de los migrantes, el medio de transporte utilizado y la condición migratoria irregular. Un 20 por ciento de los migrantes encuestados indican haber sufrido algún tipo de violencia, ya sea física, verbal o sexual en la ruta migratoria o en el país de destino. Mientras las familias que se quedan en Nicaragua, sufren mayores repercusiones emocionales por la ausencia de estos familiares.

El estudio fue realizado como parte del proyecto “Fortalecimiento de capacidades de los gobiernos de El Salvador, Nicaragua, Honduras y Guatemala para abordar la salud de los migrantes desde un enfoque multisectorial”, con el apoyo financiero del Fondo de la OIM para el Desarrollo: Fomento de capacidades en gestión de la migración.