OIM Nicaragua y ACNUR impulsan esfuerzos para fortalecer capacidades en atención a movimientos mixtos


Date Publish: 
06/25/2019

Como parte del trabajo interagencial del sistema de Naciones Unidas, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), implementan conjuntamente un plan para el fortalecimiento de la respuesta regional a los movimientos mixtos de refugiados y migrantes en Centroamérica. Este plan tiene el fin de crear alianzas con instituciones gubernamentales, el sector privado y organizaciones de la sociedad civil, para fortalecer capacidades y responder de manera integral a los retos que estos movimientos representan.

La región de Centroamérica y El Caribe enfrenta un fenómeno cada vez más complejo de movimientos mixtos que involucra a personas solicitantes de asilo, refugiadas, apátridas y migrantes vulnerables. Es una región que sirve como destino y tránsito para miles de personas, incluidas las personas que necesitan protección internacional, cada año. En el reporte de tendencias migratorias en Centroamérica y el Caribe de junio 2019, la OIM destaca el movimiento de nicaragüenses hacia Costa Rica, como el segundo en mayor porcentaje de la región, después de la población haitiana hacia República Dominicana.

En el marco del plan, OIM Nicaragua y ACNUR realizaron un taller para fortalecer la gestión del conocimiento en materia del contexto de desplazamiento forzado global y regional, e introducir el tema de la protección internacional, así como presentar fuentes de información que pueden ayudar a personas en necesidad de protección internacional.

Para Paola Zepeda, Jefa de Oficina de OIM en Nicaragua, los procesos de fortalecimiento de capacidades son determinantes para responder a los nuevos retos de movimientos mixtos en la región y la difusión de información para prevenir los riesgos y vulnerabilidades

 “El trabajo interagencial permite generar espacios de diálogo y fomentar que los planes de respuestas a los nuevos movimientos mixtos de refugiados y migrantes  estén apegados a la realidad de la región, y estén el línea con estándares internacionales,” expresó Cristina Garcia, Oficial de Proteccion del ACNUR en la Oficina Regional para Centroamérica y Cuba.

Los y las asistentes destacaron la importancia de este tipo de capacitación, ya que les permite conocer las diferencias en la categorización de las personas refugiadas y migrantes, determinar las necesidades específicas de cada grupo, y y las rutas de referencia para incidir en la protección de los derechos humanos de las personas migrantes y de las forzadas a huir por violencia.