Migración y Desarrollo

Migración y desarrollo

En una era de movilidad humana sin precedentes, es particularmente apremiante fomentar una mayor comprensión de los vínculos entre la migración y el desarrollo (económico, social y ambiental), como también adoptar medidas prácticas para acrecentar los beneficios de la migración de cara al desarrollo y elaborar soluciones sostenibles para situaciones migratorias problemáticas. En este sentido, la OIM aborda los vínculos entre la migración y el desarrollo con el precepto de que la migración internacional, si se encara adecuadamente, puede contribuir al crecimiento y a la prosperidad de los países de origen y de destino, además de ser provechosa para los propios migrantes.

Esforzándose por el fomento del vínculo entre migración y desarrollo, la OIM trabaja en estrecha coordinación con las instituciones gubernamentales en el área de las políticas públicas relacionadas, desde los ámbitos laborales y económicos como también consulares. La OIM Nicaragua busca contribuir al desarrollo económico del país a través de la realización de estudios, del diálogo, del diseño y de la aplicación de programas relacionados con la migración. En el nexo de todas sus actividades, la Organización desea sin excepción aprovechar las oportunidades del beneficio de la migración sobre el desarrollo de las comunidades de origen al máximo. Una de las herramientas clave para lograr este fin es la promoción del uso productivo de las remesas en Nicaragua, así como el fortalecimiento de las capacidades de las Instituciones del Gobierno tanto a nivel nacional como local.
Durante el último Plan Estratégico 2010-2012, a través de la presentación de una encuesta realizada sobre remesas, la OIM logró difundir conocimiento relevante – particularmente entre funcionarios del Gobierno, agencias de las Naciones Unidas y el sector privado – sobre remesas y desarrollo en Nicaragua. Además la OIM impulsó un programa de educación financiera para potenciar el ahorro y la inversión de las remesas.

Ligado al tema de migración y desarrollo económico, es particularmente apremiante fomentar una mayor comprensión de los vínculos entre la migración y el desarrollo social. El desarrollo social cubre una variedad de aspectos, tales como la salud, educación, seguridad ciudadana, derechos humanos y demás. El impacto de la movilidad y migración en la salud y el bienestar de los migrantes, sus familias y las comunidades es especialmente relevante en este contexto. Por lo demás, abordar las vulnerabilidades sociosanitarias de las personas migrantes está en consonancia con las obligaciones internacionales en el área de derechos humanos. En términos generales, la OIM es de la opinión que la migración, con ayuda de las remesas financieras y sociales que se deducen de ella, puede contribuir considerablemente al desarrollo social de personas y comunidades.
Clave para las personas migrantes nicaragüenses es la integración social de los y las migrantes en su nuevo entorno con un acceso adecuado a la salud, la seguridad social y la educación. Asimismo, la OIM presta asistencia a fin de facilitar la integración social de los migrantes, proteger sus derechos humanos y alentar la participación de las diásporas, inclusive como asociados para el desarrollo.
Como ejemplo de los logros del Plan Estratégico anterior, se puede mencionar que en 2012, la OIM logró promover un debate sobre la necesidad de contar con una Política Migratoria Nacional.

En el tema de migración y salud se logró capacitar a 150 funcionarios del gobierno, elaborar un mapeo sobre Migración y Salud en Nicaragua.

Migración y Medioambiente

Nicaragua está expuesta a graves desastres naturales (como inundaciones, huracanes, sequias, terremotos) que pueden tener como consecuencia temporal y de larga duración como es el desplazamiento de las poblaciones vulnerables. Aunque factores ambientales siempre han tenido un impacto considerable en los flujos migratorios mundiales, se espera que la magnitud de estos flujos, tanto internos como transfronterizos, aumentara como consecuencia de la aceleración del cambio climático, con efectos sin precedentes sobre la vida y el sustento. Esta migración puede tener efectos positivos y negativos, tanto en la capacidad local para hacer frente a los cambios en el medio ambiente en zonas de las que estos migrantes proceden, como en sus destinos temporales o permanentes. La OIM busca fortalecer e integrar el tema de la migración en programas y proyectos de prevención de cambio climático y desastres naturales, así como mejorar las capacidades de las comunidades para disminuir los efectos adversos de la migración medio ambiental.

Cabe mencionar como ejemplo de uno de los logros de la OIM durante su último Plan Estratégico, la capacitación a 50 líderes de la promotoría social para que repliquen los conocimientos adquiridos a 450 otras personas de diferentes comunidades, a fin de preparar la respuesta ante posibles desastres. El trabajo de la OIM en relación con emergencia y post-emergencia se centra en cuatro fases de intervención: mitigación, preparación, respuesta y recuperación. La OIM provee asistencia humanitaria a personas afectadas por causas ambientales, interviniendo conjuntamente con las autoridades en manejo de albergues y trabajando en la prevención del riesgo en las comunidades más vulnerables. También en la fase posterior de la emergencia los programas de la OIM contribuyen a la reconstrucción y rehabilitación de las zonas afectadas, una de las maneras de prevenir la migración forzada.

A nivel internacional, la OIM desarrolló en el 2012, el “Marco operacional de la OIM en situaciones de crisis migratoria” (MCOF por sus siglas en inglés), una herramienta práctica, operacional e institucional para mejorar y sistematizar la forma en que la OIM apoya a sus Estados Miembros y sus aliados para prepararse mejor y responder a una crisis migratoria. En el marco de su nueva Estrategia 2013-2017, la OIM Nicaragua buscar dar a conocer dicho Marco.

Como un ejemplo de los logros anteriores cabe mencionar que en 2011, la OIM en conjunto con el Sistema Nacional de Prevención y Mitigación de Desastres (SINAPRED), entregó kits a familias afectadas por las lluvias en 2011 para mejorar sus condiciones de vida.

Migración laboral

Dado que Nicaragua es primordialmente un país de origen de flujos migratorios laborales, la OIM apoya los esfuerzos del Estado en el ámbito de la migración laboral – particularmente en lo referente a los movimientos de corta duración – para promover la protección de los derechos de los trabajadores migrantes y mejorar la gestión de la migración laboral acorde con las necesidades del mercado laboral del país. El enfoque de la OIM en materia de migración laboral busca promover la protección de los trabajadores migrantes y de sus familias, fomentar el desarrollo y abrir vías legales para una migración laboral que sea una alternativa a la migración irregular.

Para este fin, la OIM fortaleció las capacidades de los funcionarios de instituciones públicas relacionadas con la migración en materia de la gestión de la migración laboral. En el mismo marco, la OIM promovió reuniones bilaterales de Nicaragua con Costa Rica, El Salvador y Panama, y de esta manera su pudo mejorar el intercambio de información entre las instituciones públicas de ambos países. A nivel nacional, la OIM se desveló por sensibilizar sobra la problemática de los trabajadores migrantes y, en particular la Organización publicó un estudio sobre el mercado laboral y propagó información sobre migración laboral.